02 diciembre 2005

SAPIENS - Piensa (Astro Discos)

Lo primero que sorprende del debut de este cuarteto madrileño, es la madurez a la hora de abordar una serie de sonidos nada fáciles, también y ¡sobre todo! el plantemiento como banda. Sin prisas pues llevan años de ensayo y muchísimo trabajo, lograron con la ayuda de Raúl Santos, su productor, grabar este disco.

Ocho canciones de largo recorrido por las cuales se van solapando contundentes desarrollos junto a momentos intensos e hipnóticos. Utilizan para ello muchos y muy cuidados matices, tanto de guitarras como de teclados, ocupando y cediendo protagonismo según momentos. Uso también certero de samples y efetos junto a baterias sordas y percusiones variables. Practicamente instrumentales la voz se trata como si fuera uno más y son muchos los pasajes en los que aparecen voces de películas y discursos con más o menos efectos.

Un disco con todo tipo de arreglos, sobre todo los de trompeta y persuciones (tribles en algunos momentos) con los que consiguen momentos álgidos importantes que, reitero, dan al disco un caracter impropio de un estreno y muy personal. Suenan muy bien aun cuando en algunos momentos se enzarzan en un muro de rudio complicado.

Una banda que se declara identificada con Shellac, el proyecto post-harcore del archiproductor Steve Albini, pero que trascienden lo musical pues para disfrutar y/o entender las canciones hay que verlos en directo, nos dicen ellos. Realmente el quinto Sapiens es igual de importante (uno más) en labores de proyección de imagenes durante toda sus actuaciones. Muy influenciados por el expresionismo aleman, sus miembros tienen todos relación con el mundo audovisual, se nota también en la elección de la portada, grafías y diseños que acompañan el disco.

Mención especial a la canción "Real de 14" la única que se sale de la línea del disco pues es una historia (viaje de peyote en ese mítico lugar mexicano) a la que se le fueron uniendo los sonidos más experimentales pensando en que no se incluiría en el disco. Acertadamente al final quedó incluida siendo incluso, en la parte sonora, una especie de muestra de lo que hemos ido escuchando a lo largo del disco.

Curioso caso el de esta banda instrumental que consigue de forma muy sutil (título del disco, voces que se cuelan como arreglos, ...) ser una banda comprometida con el tiempo en el que viven, aun cuando no se declaran como tal, es quiza ese uno de sus mayores méritos. Con arengas sonoras, sin plabras ...

Etiquetas: