16 marzo 2012

ANA CURRA presenta El Acto - Parálisis Permanente (9-3-12) Teatro Kapital - Madrid

Casi treinta años han pasado desde que Eduardo Benavente, carismático líder de Parálisis Permanente falleciera  en un trágico accidente de circulación. Estaban presentando lo que era su recién publicado primer disco "El Acto" del que a penas había dado tiempo a presentar en tres os cuatro ciudades. En ese coche viajaba su pareja y compañera de banda Ana Curra que es ahora cuando se decide a retomar el legado musical de la banda tan brutalmente truncado.

Mucho tiempo de espera para muchos, pero según explicaba Ana en entrevistas previas, hasta este momento no había tenido aun fuerzas para afrontar algo así. En todo caso controversia en los foros, por la conveniencia o no de mostrar este "acto" y porque se acababa de editar un single doble con cuatro canciones del disco grabadas de nuevo con la banda que acompaña a Ana en este concierto... pero el público dictó sentencia tanto antes de la actuación como durante... y dio el si.

Impresionante ambiente previo en las puertas, con diferentes generaciones, algunas coetáneas a los protagonistas ¡ como no ! que desempolvaron cardados, crestas y guardapolvo negros para crear un ambiente de festiva trascendencia y emoción. También generaciones jóvenes que no vivieron, incluso algunos ni nacieron en aquellos primeros años 80'. Llenazo impresionante y expectación desbordada.

Ya inmersos en la actuación, adecuada escenificación con proyecciones en rojos y oscuros del logo de la actuación,  al que sucedieron constantes imágenes poco definidas entre las que se coló la de Eduardo en alguno momentos. Ana Curra con una impactante imagen ¡ a pesar de sus años ! provocativa y lasciva. Con mallas de rejilla debajo de una ajustada chupa de cuero que ponto se quitaría, salió desatada desde el primer momento aporreando y cargándose alguna tecla del piano desde la primera canción, lógicamente "El Acto", "Quiero ser tu perro" el "I wanna be your dog" de The Stooges y "Nacidos para dominar". El sonido de la banda fue rotundo, con una potencia mucho mayor que la de la original en su momento, sobre todo con descomunal una contundencia de batería ( Rafa "Le Doc") y bajo (Manolo Uvi). También la guitarra (José Batagglio) sonaba dura y cortante, sin artificios de cara a la galería. Una banda sobria al servicio de Ana que no paraba de moverse cantando y bailando en contraposición al trascendental estatismo de la banda.

El público se volvía loco con "Héroes" de Bowie y "Tengo un pasajero" y aun más cuando a continuación a pareció Rafa Balmaseda oque formó parte de los originales Parálisis Permanente para tocar "Esa extraña sonrisa" y "Quiero ser santa" que como decía Ana con dos bajos sonaba mejor. Otro momento emotivo fue cuando dedicó "Esto no es" a los recientemente desparecidos Toni Vázquez y Enrique Sierra(Radio Futura) además de a todos los que han quedado por el camino pues todos decía Ana tenemos alguno.
Se aclamaba cada una de las canciones que iban a pareciendo, no faltó ninguna (desgraciadamente a Parálisis no le dio tiempo a dejarnos un extenso repertorio) calentándose el ambiente con "Jugando a las cartas" y "Unidos" con la que se dieron un mínimo respiro para volver a salir a escena.

En el bis una bonita pieza de Bach (Ana es profesora de de piano en el conservatorio y los clásicos siempre le han acompañado), sirvió de introducción para entrar en una definitiva espiral de éxtasis colectivo con "Adictos a la lujuria", "Autosuficiencia" y "Un día en Texas" donde se vivieron escenas de pogos impresionantes, con la gente ajena al exceso de calor y aceptando el sufrimiento del sudor y los golpes. Hacía tiempo que no se veía a la gente enloquecer tanto... eran otros tiempos... y se fue Ana del escenario con un gran ramo de flores que le cubría casi entera en medio de la apoteosis colectiva.

Etiquetas: