20 julio 2015

LAMBCHOP (15-7-15) Teatro Lara - Madrid

Siempre es bien recibido Lambchop y aunque no tengan nuevo disco que ofrecer, como era el caso, el idilio entre los de Nashville y el público español continúa. El repertorio se basó principalmente en "Nixon", su disco de 2000 en el que su unión entre country alternativo y soul se hace sólido, y del que ahora se cumplen quince años. También, y aprovechando que Wylliam Turner está de vuelta en la guitarra, rescataron canciones de "Is a woman" (2002) "Aw c'mon/No you c'mon" (2004) y "Damged" (2006) discos en los que participó.

Aparece Kurt Wagner con su aspecto habitual gorra y camisa de manga larga sentado en un extremo del escenario con su guitarra. El resto de la banda junto a él, en media luna hasta el otro extremo donde se sitúan batería y bajo, con la guitarra y los teclados en el centro. Brillaron las guitarras tanto acústicas como eléctricas pero también el bajo y la batería, que mantuvieron durante toda la noche un pulso entre el jazz y country-soul más delicado. Una delicia añadida a una voz que recitaba entre susurros, silencios... para crear momentos trascendentales pero no aburridos, la introducción de las canciones y de la banda por parte de Kurt puso la sonrisa en un público que... ¡ estuvo a la altura del as circunstancias !

Los de Nashville (Tennessee) abrieron el muestrario de citados sonidos con "The butcher boy" a un ritmo menor que la versión en estudio para continuar con la emocionante progresión rítmica de "Gone tomorrow" la única concesión a su último disco "Mr M" (2012), los pies del respetable zapateaban al compás en el patio de butacas con "Sharing a Gibson with Luther King jr." donde los teclados se lucieron a dúo. A partir de ahí Kurt tira de repertorio íntimo  hasta llevarnos de nuevo a trotar con "Grumpus" y cabalgar con "National talk like a pirate day". A continuación toques más souleros y country... a su manera para llegar a un final trepidante con "Nothing adventure pleae" y Up with people" con las espaldas del personal tirando hacia delante.

Sorpresa en el los bises, rescatando una canción antigua "My face your ass" y acordándose de Bowie con "Young Americans" al ritmo sutil de batería y bajo donde todos se lucieron teclados, coros... Reconfortantes, embelesantes... sin hacer casi ruido... dese el susurro... casi en silencio.

Etiquetas: