03 noviembre 2012

DINERO - Año perro (Tricornio Producciones)

Después de su sorprendente estreno de título homónimo en 2009, tres años han sido los que ha habido que esperar hasta este "Año Perro" que hace explícita referencia a dicho trienio de no parar: año y medio en la carretera, en torno a treinta canciones compuestas, seis meses de grabaciones previas antes de entrar al estudio...

El power trío afincado en Madrid nos ofrece, aunque con matices, nuevas canciones basadas en su formación de power trío con riffs de guitarras eléctricos y ritmos contundentes de batería y bajo... bajo la batuta innegociable de la potencia y la melodía.

De este modo, el disco se abre con "Nuevo orden mundial" una canción cien por cien Dinero que engancha directamente con su anterior disco, sonando quizás de forma más cercana al directo si cabe. El primer himno coreable está servido de inicio, seguido de "Lo mismo" un medio tiempo que transita entre ritmos pausados y estribillos rebosantes.

Hasta ahí todo conocido, mejor ejecutado en cuanto a sonido incluso, pero encontramos después canciones que claramente se acercan al baile frenéticos que seguramente hagan las delicias del público ávido de pop sofisticados bailable pero potente. Así "Como cuando quien" con sus baterías espídicas y sus coros ostentosos se acercan a lo ofrecido por Frank Ferdinand (a los que telonearon el pasado año), a la vez que cancones como "Mi generación" o "Enérgico, mágico, eléctrico" se convierten en canciones redondas de fácil acceso...  ¡ para los que gusten de potencia y melodía eso si !

Para los que gustan de bucear por los márgenes de la  melodía arrolladora menos aparente, además del epílogo final que es "Fin", encontramos "Maldita suerte",  "Tal vez" (con un inicio muy Foo Fighter a los que también telonearon) o "Dime" canciones más desnudas donde la guitarra cede ante una voz que se hace fuerte como elemento principal y unos ritmos de baterías y bajos se atemperan dando espacio a las canciones. "En 16 horas de nieve" se adentran incluso en terrenos oscuros menos explorados, aunque siempre viendo la luz en estribillos brillantes... es en estas canciones donde, al margen de éxitos, el trío muestra su valía y se refleja el arduo trabajo realizado, entre el medio tiempo y el rock acelerado menos obvio.

Un paso adelante que de nuevo desde la portada  se nos muestra en negro pero que... en cuanto te adentras en la lengua del can estalla en rebosante brillo.


Etiquetas: