01 mayo 2012

SIMIOCRACIA. Crónica de la gran resaca económica - ALEIX SALÓ (DeBolsillo)

Después de la buena acogida que tuvo el pasado año "Españistán. De la burbuja inmobiliaria a la crisis", el de Ripollet nos muestra el no menos incierto periodo posterior, el 2008-2011, por lo que si en el anterior trabajo  fue Aznar el blanco de las iras, será ahora Zapatero el que se las lleve todas. Presentado también como video promocional en la red que tan buen resultado le dio en su aparición ante el público ¡unas cinco millones de descargas!, no es ya una sorpresa sino una realidad.

Parece ir por buen camino, pues sigue utilizando en los textos un lenguaje sencillo y directo muy eficaz, derribando la dificultad que a veces presenta la farragosidad del entramado económico. En cuanto al dibujo, utiliza un estilo ingenuo que rebaja la tensión e incluso el cabreo provocado por  lo que se nos está contando, aportando ironía en relación con los textos ya de por si divertidos.

En muchas páginas predomina el texto sobre los dibujos, disponiéndose estos libremente por su superficie blanca, sin la tiranía de la viñeta. En cambio son muchas otras las ocasiones en que el dibujo prevalece, por lo que la diferencia entre libro ilustrado y comic no queda siempre clara. 

Afila los cuchillos contra el tridente administración-banca-ladrillo y atina al presentar a la casta política como inepta (remarca bastante lo de la ineptitud de los dirigentes a lo largo de las páginas), también responsabiliza a los medios de comunicación de masa y sus "verdades colectivas" y como no....  responsabiliza acertadamente al propio ciudadano, al entrar en el juego de un ilusorio futuro en la abundancia al que llegar en ávida espiral de crédito fácil.

Nos cuenta lo que poco a poco hemos ido entendiendo por diversos medios, aunque aquí de manera más directa, sencilla y divertida, como cuando nos lo cuenta alguien de confianza en breves minutos y buen ambiente... y eso tiene más fiabilidad que el lejano, aunque necesario, análisis económico de expertos.

Etiquetas: