29 abril 2012

AMERICAN SPLENDOR. Volumen 3 - Harvey Pekar (Edidicones La Cúpula)

A este huraño "outsider" del sueño americano hijo de emigrados polacos, le conocimos en Europa gracias a la espléndida película de igual título, dirigida por Robert Pulcini y Shari Springer Berman y protagonizada por Paul Giamatti y el mismo allá por el 2003. Se presenta ahora el tercer volumen de la antología que recopila gran parte de la serie (aunque no toda) a la que dedicó casi toda su carrera artística.

Episodios rigurosamente autobiográficos, dibujados por diferentes autores: Frank Stack, Joe Sacco, Ed Piskor... y entre los que no faltan Gary Dumm y Greg Budgett que ilustraron sus primeras historietas a finales de los 70'. También encontramos un breve episodio ilustrado por  Robert Crumb, quizá el que mejor ha reflejado en sus dibujos el espíritu de los guiones de Pekar, pero en este volumen se documenta el periodo 1993-2004 lejos ya de los años de colaboración más fluida.

Pekar guionizó prácticamente toda su vida y en los años que ocupan este periodo encontramos aspectos ya conocidos, como su aburrida vida cotidiana como archivero del hospital de su Cleveland natal (retratando el declive de la ciudad industrial en la que siempre vivió), sus obsesiones neuróticas: viajar, perder las llaves, llevarse bien con su mujer... su afición al jazz y a los comics y su insistencia por dedicarse profesionalmente a ello... todo ello le lleva a un agobiante existencialismo vital, con el miedo al futuro como enemigo constante en forma de dinero como tabla de salvación teórica para frenar sus males. Si a ellos le añadimos, un cáncer... curado pero con duras secuelas: operaciones de cadera provocada por la quimio y radioterapia, miedo a la recaída... el panorama no parece muy halagüeño. La enfermedad le marcó y varias historietas insisten en este tema.

Una de las historietas centrales y algo más largas "Transatlantic comics" marca su descenso a los infiernos y a la vez parece ser el revulsivo para salir adelante. Es una carta inacabada que le escribe una persona con síndrome de Asperger (autismo) hablándole de su durísima existencia. La reflexión e identificación con el personaje remueven a Pekar pues a partir de ahí los episodios resultan más luminosos.

Nos encontramos en el resto de historias a una Pekar maduro, con una hija adoptiva en edad adolescente que más que desestabilizar su mundo lo equilibra, con el estreno de la película ya aludida y con los viajes promocionales por buena parte del mundo viajando con su mujer y su hija (Australia, Japón, Europa..) con los premios "Sundance "2004" y cierta fama en el mundo "underground" que aunque le reportan seguridad, no le tranquilizan, sabe que la fama se irá... y volverá el presente en forma de futuro a rondarle la cabeza.

En esas se mueve su obra... y su vida, entre las más oscura de las pesadumbres y la ironía más mordaz.

Etiquetas: