05 julio 2009

DENGUE FEVER (1-7-09) El Sol - Madrid

Bocanada de aire fresco para el inicio del verano madrileño, que apura sus fechas en salas cerradas antes de que los festivales veraniegos, se hagan con el protagonismo musical. Dengue Fever son una banda de difícil calificativo que presentó su tercer disco "Venus on Earth", pero que es la primera vez que los vemos por estas latitudes.

Buena entrada aun cuando es el primer acercamiento de esta banda de Los Angeles de acertado nombre, y es que la Fiebre Dengue es un virus que afecta a los países de clima tropical y que consiste en lógica subida de temperatura y afección de articulaciones, músculos y huesos. En Sudamérica la llaman fiebre qubrantahuesos y eso es lo que hicieron hacer bailar hasta que dolieran cuellos y caderas.

Pero dejemos el informe médico y vayamos al musical, lo que nos encontramos esta noche fue un explosivo coctel de ritmos y melodías de espíritu khemer (pronunciese jemer en castellano) rock, esto es, la música que se popularizó a finales de los 60' en Camboya gracias a la mezcla de la música tradicional autóctona con las influencias del rock occidental y que en los 70' fue represaliada por el régimen dictatorial de los khemeres rojos encabezados pro el sanguinario Pol Pot (los cantantes de este género musical fueron asesiandos para preservar el país de influencias culturalmente demoníacas alejadas de espiritus puros).

Pero dejemos el informe político y vayamos ¡¡¡ de una vez y sin rodeos !!! al musical. Estos tipos de estrafalaria pinta escénica: teclista tipo pícaro repartidor de periodicos años 20 en Chicago, guitarrista a imagen y semejanza del bíblico Abraham, bajista emulo del gran Kareen Abdul Jaabar y cantante bollywoodiana, ofrecieron con solvencia y mucho desparpajo un buen chorretón de psicodelia, garaje, pop intimista, soul moderno, funky, y demás desmanes sónicos.

Múltiples influencias pero sin ninguna referencia en concreto, si acaso recordaron a las canciones más psicodelico-surrealistas de Os Mutantes (no es casualidad que graben en el mismo sello, Real World de propiedad de Peter Gabriel que fue quien puso de neuvo en el mapa musical a los brasileños) y es que este maridaje entre música moderna occidental y música tradicional oriental, aunque despistó al principio, funcionó de maravilla, siendo imposible no caer bajo el influjo de su cantante y bailarina Ch’hom Nimol que embaucó a todos con su voz, movimiento y simpatía.

Para acabar... nos reencontramos tras malas experiencias con un buen sonido ¡ por fin ! y es que da gusto escuchar a la perfección los siempre difíciles teclados que en esta ocasión (farfisa como instrumento clave en el sonido de esta banda) sonaron a gloria. Dengue Fever una banda de las que crece con el boca a boca y con la que apostar de aquí a un par de años como fija en festivales veraniegos masivos.

Etiquetas: