15 octubre 2007

JET LAG - Entrevista (12-10-07)

Es una de esas mañanas del plácido octubre madrileño, de las que hacen cierto lo del cielo de la Meseta, luminoso y amplio, inabarcable y cercano. Es festivo y hay bullicio en las calles anchas, parece ser que, jaleadas por las palabras del gurú de turno, los madrugadores (impúdicamente), muestran prepotentes los gestos desde lo más profundo de sus corazones. El cielo teje un entramado de arañazos de humo blanco. Reactores en formación ¡ vaya !... Es festivo, y tras las deshoras nocturnas de ayer, las calles de los barrios estrechos respiran un silencio pulcro donde nos espera, firme en tierra, Jet Lag. Ramiro Nieto, en primer plano en la foto, nos acoge con amabilidad. Con él charlamos.

Nuevo disco de Jet Lag y de nuevo con cambios en la banda. De los originales sólo quedáis Juan Santader y tú. La última deserción, la de vuestro cantante, Pablo García (en el disco anterior Fernando Portalo), no se si está vez también por desavenencias musicales. Si fuera así, ¿podríamos hablar de Jet Lag como una banda que como “Saturno” va devorando a sus hijos según evoluciona y toma riesgos algunos quedan en el camino?

El único original realmente es Juan, porque empezó el grupo junto a Pablo, yo me incorporé justo cuando ya había salido el primer disco en la primera gira de presentación. Fernando si decidió dejar el grupo cuando vio que el disco anterior no tenía nada que ver con el, pero nos aviso con tiempo, el quería grabar el disco, no quería dejar el grupo parado así que cuando lo acabamos tuvimos un tiempo para reemplazarle en el bajo. El caso de Pablo fue diferente, su salida del grupo no se debe a cuestiones musicales sino que el decidió de un día para otro cambiar de vida e irse a vivir a Mallorca y nos lo dijo con muy poca antelación por lo que nos quedamos en una situación un poco difícil, pero ¡bueno! es entendible, es una decisión personal.

La marcha de la voz cantante se suele notar de forma más significativa que la de cualquier otro instrumento. Habéis decidido que tu, hasta ahora en la batería, ocupe su lugar, esto es algo poco habitual. ¿Cómo habéis llegado a esta decisión?, ¿Es algo nuevo para ti o tenías experiencias previas?

La cuestión es que en los discos anteriores, "Jet Lag" y "Beatiful scars", las canciones las habíamos hecho prácticamente Juan y yo, entonces el hecho de que Pablo fuera el cantante suponía que le daba su toque especial, pero había que explicarle que significaba cada canción y Pablo le daba un toque muy personal que molaba. Al vernos en la situación de tener que tomar una decisión de incluso si seguir con el grupo o no seguir, cambiar de nombre o seguir con el mismo, barajamos la posibilidad de que yo cantara, ya que había sido siempre la segunda voz del grupo, había hecho coros y cantado una canción en el anterior disco, pero no tenía la experiencia ni la formación precisa para ser cantante. Lo decidimos así y vimos que a medida que íbamos haciendo temas nuevos iba funcionando bien con las canciones. Nos dimos cuenta más tarde que era un paso mucho más natural, no fue forzado, fueron saliendo bien las cosas.

¿Ha pesado en la decisión final el hecho de que a pesar de los cambios, sois una banda podríamos decir que familiar?, lleváis muchos años con el mismo productor Paco Loco, en los mismos estudios, colaboradores habituales en arreglos de viento, tenéis vuestro propio sello…

No creo que sea eso. Queríamos que la solución, sobre todo en este tipo de cambio que era tan radical, no fuera muy traumática, queríamos que fuera natural. No queríamos forzar a nadie a cantar canciones de Jet Lag sin saber lo que eran las canciones de Jet Lag, pero si te das cuenta en la banda ha ido entrando y saliendo gente Martín Muñiz y Diego Veiga (teclas y bajo) no estaban en el disco anterior, ahora ha entrado Iván (nuevo en la batería). Si que buscamos un poco la familiaridad en cuanto a que a medida que pasan los años te das cuenta que lo más importante en un grupo es que funcione bien a nivel personal, pero no somos un grupo reacio a aceptar gene de fuera sino todo lo contrario, cada persona que ha pasado por Jet Lag ha dejado su poso par que el grupo siga avanzando y creciendo.

Además de cantar, has grabado las baterías del disco, aunque comentas que ha entrado un nuevo batería para los directos, ¿te has planteado cantar desde la batería?

Bueno de hecho tengo otra banda en la que ya lo hago, pero no es el rollo de Jet Lag, donde las canciones necesitan también una interpretación para la que necesito no estar con todas mis extremidades ocupadas. Con Iván estamos muy contentos y fíjate yo que si era el batería antes a la hora de exigir... pero lo da todo, es muy buena persona y muy profesional.

Cantar las canciones antiguas te ha costado o por el hecho de componerlas te ha ayudado

De hecho ahora estamos en un punto bastante bonito porque estamos adaptando canciones de discos anteriores, mías o de Juan. Las tocábamos en el tono de Pablo y adaptada a los arreglos para su voz y para la banda de ese momento, ahora las estamos adaptando otra vez, las estamos redescubriendo, es súper excitante encontrarte con las canciones antiguas con un barniz nuevo, una voz nueva. Ves que algunas funcionan otras se quedan un poco cojas hasta que les encuentras el punto, además después de dos años casi parados retomar las canciones de este modo se agrade mogollón.

Estos cambios lo notáis en el público

De momento llevamos pocos conciertos, no hemos hecho la gira, pero creo que la gente lo va a notar e incluso agradecer porque aunque hay que dar una uniformidad al concierto que es lo que pretendemos, los cambios van a estar ahí

Me ha llamado la atención que en este disco no habéis incluido colaboraciones, amigos por todo el mundo no os faltan. Precisamente en un momento de cambios y dificultades podrían echar una mano.

Lo que pasa es que este disco era muy especial para nosotros por lo que significaba. De pronto nos habíamos encontrado con una zancadilla del destino y gracias a eso el grupo se unió mucho más, ya que además Martín, Diego y Rafa los miembros que hicieron con nosotros la gira anterior fueron los que nos empujaron a seguir adelante a Juan y a mí, gracias a ellos se creo más unidad de grupo. Entonces una decisión que tomamos premeditada, que fue yo creo una de las únicas cosas claras con las que empezamos a hacer este disco, es que queríamos hacerlo todo entre nosotros, no queríamos apoyo externo sino hacerlo por nosotros mismo, no queríamos elementos que nos distrajeran de la composición, sobre todo contando que iba a haber una voz nueva y demostrar que el grupo se mantenía y que podía seguir adelante.

El tercer disco Jet Lag (2005) supuso, más que un cambio una evolución no exenta de riesgo con respecto a Beatiful Scars (2002). Forever parece seguir la línea del anterior, canciones sobrias, de varias escuchas y muchos matices, aunque se intuye algo más de claridad en algunas canciones que parecen más directas, ”Inside out “ llega a resultar exultante en la onda de algunas de Beatiful Scars o incluso Amplifier.

Lo que pasa es que también cuando hacemos un disco generalmente tenemos una colección de canciones y con ellas intentamos buscar una uniformidad, que sea coherente. Para este disco grabamos más canciones de las que hay finalmente, ya que algunas se salían de la concepción que teníamos para el mismo. Igual si ha quedado un poco más alegre en algunas canciones pero como unidad es uniforme sin excesivos picos. Un poco como en el disco anterior, de hecho "Inside out" la grabamos de otra manera para el disco anterior y no nos gustó como quedó ni entraba en la idea que teníamos para ese disco. No es que tengamos algo premeditado para el disco al entrar a grabar pero a medida que vas trabajando en él te das cuenta que forma va adoptando y es ahí cuando vas viendo la uniformidad.

¿Tendrá algo que ver que os sintáis más seguros con respecto a los cambios? Los adoptados en el disco anterior parece que os situaban en una posición de expectativa, de ver que pasaría. Finalmente el disco fue bien recibido.

Jet Lag es un grupo que se basa mucho en as canciones y no en las críticas ni en lo que esta haciendo la gente en este momento sino que las canciones manda sobre el grupo ya sean cantantes, bajistas, guitarristas... Si es una gran ayuda cuando sacas un disco y la gente lo recibe bien, pero no es en lo que más nos fijamos, sino que seguimos confiando en nuestras canciones y discos.

En el anterior disco me gustó mucho el tratamiento que se hacía de las baterías, sordas, intensas y a veces muy densas, en este siguen en la msma línea como en “Time here runs to show”, pero también parecen respirar más, son más sonoras.

Es una idea grande que tiene Paco Loco y es que trabaja las canciones por separado. Hemos grabado el disco canción por canción (que es un poco como se hacía antes), no como se hace en otros discos que grabas primero todas las baterías, luego todos los bajos, sino que con Paco se graba canción por canción por eso puedes grabar varias baterías para una misma canción e ir probando cual va mejor. Hay mucho juego entre nosotros, mucho intercambio. Puedes tenerlo ya claro y de repente cambiarlo todo, te llega y te dice no vamos a cambiar vamos a poner un micro solo a toda la batería y le vas aponer un trapo en el plato.... (prolongado silencio) vale Paco como tu digas y acierta (explosión de risas). La verdad es que se agradece mucho trabajar con un productor así porque aprendes muchísimo, yo he estado produciendo disco también (Delco) y de repente me encuentro a mi mismo haciendo el Paco Loco. Es genial poder entender la producción como algo original, probando y viendo que no todas las baterías tienen que ser a, b, y c y que suenen así, sino que cada canción tiene que sonar diferente, más orgánica, menos, es algo curioso. La verdad es que estoy muy contento con las baterías de este disco y con las del anterior, creo que son muy originales.

Jet Lag siempre ha cuidado mucho los arreglos, en cada disco han estado cada vez más presentes y ahora en Forever llegan incluso a ser a ser principal protagonista en varias canciones, quedando las guitarras al servicio no solo de la voz, sino de los trombones, teclados y baterías.

Depende, me reafirmo en lo que dije antes, en Jet Lag lo que mandan son las canciones, creo que canciones del disco anterior están más orquestadas, pero vuelvo a decir que no creo en que sea premeditado, es algo que a medida que vas creando la canción te lo va pidiendo y lo bueno es no tener ningún prejuicios, de pronto estás haciendo una canción y en tu cabeza suenan vientos, ¿por que no lo pruebas?. Paco trabaja también mucho en ese sentido. Los arreglos son una parte importante pero no superan a la canción, es la canción la que te pide un arreglo u otro

En “My own personal flight attendent” suena un bajo muy negroide, un teclado discotequero y un trombón marcando tiempos que hacen que la canción salga casi de de una película de acción de los 70. ¿Nuevas influencias? ¿Nuevos horizontes a explorar en el futuro?

Es que es eso, a la hora de hacer las canciones vamos escuchando arreglos y probando tratamientos diferentes sin prejuicios, si nos gusta adelante, siempre y cuando, ya digo, encaje en la uniformidad del disco. Esta canción si que tiene ese punto que comentas, también la última del disco "And now I'll close my eyes" es bastante "Motown" pero dentro de la unidad

Me llama la atención las portadas de Jet Lag, siempre muy bien cuidadas en digipack, y con colores de tonos sobrios. Reflejan bien lo que contienen ¿quién las realiza? ¿Sobre que ideas trabajáis par ellas?

Es curioso porque las portadas hasta hora las hacia las hacía Juan y si que consiguió que los discos tuvieran una uniformidad. Este disco la ha diseñado Juan Rodo (Utah) un muy buen diseñador gallego al que dijimos ¡ tío escucha el disco y haz lo que tu creas. Es un diferente pero también tiene que ver por eso por la utilización de un color tan definido. Funciona muy bien por que llama mucho la atención y tiene detalles que nos gustan, esta todo como si fuera una habitación de revelado con las letras con pinzas. Nos da otra percepción del disco también.

Ahora que vivimos en la era mp3 y por lo que has contado supongo que cuando ves un disco te sigue atrayendo su imagen

Yo soy muy melómano, tengo una buena colección de discos y no lo puedo evitar, me gusta tener el disco físico, vinilos también, aprecio mucho el disco como un todo. Lo música es lo más importante pero también el diseño es, y ha sido algo importante, me gusta tener un disco y apreciarlo a todos los niveles, escucharlo, verlo por dentro, por fuera... es algo que se esta perdiendo pero bueno... habrá que amoldarse a los nuevos tiempos aunque parece que vuelve de un nuevo el vinilo... no se es un momento un poco raro de transición hacia algo que no sabemos como es tampoco.

Sois una banda prolífica tocar en directo no os cuesta mucho. Después del parón tendréis ganas de escenario.

El grupo tiene un mono de directo increíble, porque hicimos sólo seis o siete conciertos del disco anterior por eso estamos haciendo cosas muy raras como tocar tres acústicos en tres tiendas totalmente diferentes con diferentes formatos, variados entre. La idea es la de llevar la música a todas partes, en cualquier formato a cualquier tienda, sin excusa que la ente escuche tu grupo fuera del circuito habitual. Se ha grabado como documento. La gira comenzará a primeros de noviembre. Después del paró agradeces mucho cualquier historia, par mi la música es algo vital y esta situación personalmente me ha supuesto un renacer y de pronto agradecer que la gente vaya a verte, hacer entrevistas, que pregunten por tu disco, todo eso es enorme.

Para terminar...

Una pregunta que no me ha hecho nadie todavía, es que dentro de la lista de las cosas que toco en el disco hay una que es sofa & stool, que lo puse un poco aposta por que la gente se suele fijar mucho en lo que toca cada uno, y es que una de las canciones no tiene batería es simplemente un sofá y una banqueta que grabe en mi casa para la maqueta. Gusto el sonido y se quedo en la grabación final. Curioso pocos discos creo que tengan sofá y banqueta (risas múltiples).

Etiquetas: