09 febrero 2007

REDD KROSS + Neon (24-1-07) Joy Eslava - Madrid

Tremenda expectación para ver en Madrid, más de diez años después, a la banda de la cruz roja bastarda. Sin disco nuevo y con gran parte de seguidores fieles que comentaban haberles visto en el último Azkena, la partida parecía ganada de antemano. Llenazo pues, aunque con salas de aforo medio como esta, nos estamos acostumbrando a que así sea. El "sold out" pierde valor, más si cabe encontrándonos de nuevo las mismas caras, las mismas pandas... aunque al menos el interés es real, más de uno prefirió dejarse ver en los conciertos "promovidos" de La Movida.

Con horribles aunque esperados trajes en tonos pastel, se presentaron los hermanos McDonald con la banda de 1987 la que grabó Neurótica, el virtuoso guitarrista Mark Heckcer y el potente y divertido baterista Roy McDonald (ninguna filiación con los anteriores). El primero, todo un espectáculo visual (se montó casi un concierto paralelo) luchó contra los elemento pues únicamente en los solos de guitarra se le oía, siendo su guitarra, en gran parte del concierto, irreconocible en un muro de guitarras más dadas a lvolumen que a la claridad. El segundo, se mostró resolutivo, siendo junto a Steve, al bajo, fundamentales para dotar a las canciones de la intensidad necesaria, a pesar de que las guitarras seguían empeñadas en saturar cual apisonadoras "stoner"

El repertorio de canciones giró principalmente en torno al "Phaseshifter", su disco más "heavy", no faltaron "Lady in the front row" con la que empezó, ni "Huge wonder", "Crazy world" o "Jimmy's Fantasy", tras el subidón inicial de público y banda la actuación no acabó de enganchar del todo, a pesar de los esfuerzos de Jeff por tirar "pa lante" parecía algo forzado, tuvo que ser Marck Hecker el que hiciera de "frontman" con la ayuda de Steve. Incluso en las despedidas Jeff desaparecía rápido mientras los demás parecían querer quedarse a tocar alguna más. Rara sensación.

¿Los mejores momentos? cuando Hecker en plan friki hizo una especie de delirantes "middles" a lo Zeppelin y Zappa y al final, en los "bises" dos canciones por cada una (en una actuación total contando los parones de unos 70 minutos justitos) donde remotaron el vuelo. Fue aquí cuando sonaron menos homogéneos pero también con más naturalidad. Como un estallido de refriegeración sonó "Annie's gone" del "Third eye", disco infravalorado en su carrera y que, escasamente entró en el repertorio. Siguiendo la línea festiva interpretaron de Ze Malibu Kids (el proyecto familiar que en 2001 crearon los McDonalds al margen de Redd Kross) "Your bed" una versión de Cub un trio de chicas de Vancouver que entre 1992 y 1997 editaron seis discos de punk pop naif y melódico. Para finalizar "Follow the lider" de su último disco editado "Show World" del que tampoco sonaron muchas.

En definitiva, un concierto agridulce, bien pero sin cubrir la expectación que requería la ocasión. De aperitivo estuvieron Neon un trío australiano apadrinado por los McDonald que fueron de menos a más, abarcando distintos sonidos entre el power pop más guitarrero hasta el rock sucio con glamour tipo Foo Fighters. Bien, entretuvieron y bromearon con la espera, Ver a Redd Kross no es para tanto decía su bajista, nostros los vemos todas las noches. Nosotros no, de ahí la extraña sensación. Aunque a la salida en los mentideros de la calle Arenal, las opiniones eran diversas.

Etiquetas: