11 noviembre 2006

JAVIER CORCOBADO - Entrevista (3-11-06)

Entre paraguas y bolsas de grandes almacenes, nos refugiamos de la lluvia nocturna preinvernal en un bar del comercial centro de Madrid. Nos encontramos con Javier Corcobado que se presenta afable, distendido y locuaz, hablando en colectivo aun cuando se refiera a su proyecto personal, implicado e implicando a los que le rodean. Acaba de presentar su novela "El amor no está en el tiempo" y su nuevo disco "Editor de sueños" cuyas canciones deberían desmontar definitivamente el fácil y manido tópico de artista maldito. Corcobado se muestra en este disco cada vez más cercano y convincente y cuando descubre su alma "... veo alejarse la espalda de mi juventud", "... no se donde pero me duele tanto", lo hace de forma natural y hasta luminosa.



Desde tu último disco has pasado tres años casi totalmente desaparecido y sin apenas noticias apareces de repente con nuevo disco.

Entre 1985 y 1999 me estresaba por grabar un disco al año, desde entonces decidí aprender y estudiar la carrera de la paciencia y a controlar la ansiedad, la rapidez de generar obra inmediatamente. Ya no tengo la ansiedad de sacar disco todos los años, mi alma no lo necesita, la necesidad de crear canciones la afronto, pero de una manera más pausada.

Salvo el periodo con los Chatarreros de Sangre y Cielo, a lo largo de tu carrera, trabajar con distintos músicos ha sido una constante ¿Cuestión de azar o de compromiso?

La elección de los músicos no es fácil, no soy afecto a trabajar con músicos mercenarios que tocan para este grupo, par el otro o para el de más allá, prefiero conocer a músicos "amateur" que tienen una predisposición y una capacidad de apertura para lo que yo les pueda sugerir y que ellos a su vez me puedan aportar parte de su arte. Suelo entablar una relación familiar de convivencia y de estar muy cerca, creo que mi música lo requiere a la hora de grabarla y tocarla en directo, mucha colaboración del alma por parte de los músicos.

Siempre he querido mantener un "amateurismo" porque la profesionalidad llega a un punto un poco feo a la hora de cuestiones económicas, etc. y como esto del rock and roll es tan fluctuante, a veces hay dinero y otras no, a veces no puedes pagar a los músicos, por eso tienes que involucrar a los músicos para que sean parte de esta empresa emocional y ellos consideren que forman parte de esto, que no son unos asalariados porque su música no es de asalariados.

Repites con Paula Grau y recuperas a Javier Arnal.

La banda que tengo ahora mismo es magnífica, Javier Arnal no esta para directo pero sí lo tuvimos para la grabación del disco y tocó acústica y eléctricas de manera excepcional. Los que vamos en directo somos Jesús Alonso a la batería y Salvador Soto al bajo (dos músicos almerienses), las dos mujeres del grupo que se mantienen de la gira anterior Paula Grau a los sintetizadores, cajas de ritmo y voz, y Vera Acacio a los teclados, pianos, órganos y guitarras eléctricas y yo cantando y tocando las guitarras otra vez.

En este disco no son tan constantes, o al menos no son tan evidentes, las guitarras tormenta que para mal o para bien te ha etiquetado en anteriores discos, en cambio aparecen los sintetizadores tormenta.

Je, je, je, si, si, la culpable es Paula de esos ruidos y sonidos misteriosos de sintetizador tormenta como dices, je je está bien eso de sintetizador tormenta y es cierto que la predominancia de la guitarra tormenta ha bajado un poco, está mas sutil, hay canciones en que está en primer plano y te está dando golpes en los ojos y hay canciones en las que sale la tormenta de una manera más sutil más melodiosa pero bueno... en directo la oirás soterradamente

"Fotografiando el corazón" lo grabaste en México entre el D.F. y la costa Pacífica este "Editor de sueños" en Almería ambos lugares áridos pero próximos al mar.

Me llama el mar y me llama el desierto, así de fácil, afortunadamente, en México y en Almería se tocan en algunas zonas o al menos en las que yo he vivido. De hecho vivo en el desierto, me siento feliz en el desierto.

... y con músicos de la zona.

Si claro, pero es que yo soy itinerante, desde que nací en Frankfurt, viví en Madrid casi toda mi vida pero luego he vivido en muchas ciudades: Valencia, La Coruña, Almería, D.F. y algunas más, siempre que he tenido que seguir con mis composiciones y hacer un disco, en el sitio que he recalado he tenido que buscar músicos... pero músicos hay en todas partes por suerte.

El disco lo ha producido Fino Oyonarte (Los Enemigos, Clovis), otro almeriense aunque lleva muchos años ya en Madrid. En principio parece musicalmente alejado a lo que tú haces.

Fino es un músico de rock & roll de toda la vida, y yo también, lo que pasa es que el rock & roll puede tener muchas vertientes o muchos escaparates, pero la esencia sanguínea del rock & roll Fino la tiene y eso es lo que creo que nos ha unido, por muchas producciones pop que el haya hecho. De hecho en este disco hay algunas canciones de ese tipo, yo no detesto la música pop, la canción popular, las canciones que duran muchos años, de Elvis Presley, de Lou Reed, de los Doors, son canciones que duran siempre, no te cansas de ellas, escuchas "Venus in furs" de la Velvet Underground... un clásico, a eso es a lo que yo llamo música pop. En este disco ha habido como unas cuatro o cinco canciones en las que yo he querido mejorar el concepto de canción pop, mejorarlo para mi mismo, hacer una canción pop perdurable, lo he intentado, no es sencillo.

Con Fino ya había trabajado antes, me produjo un "ep" de poemas que salió con "Agrio beso" en el año 89, hizo además coros en "Sangre de perro" en ese mismo disco. Siempre hemos tenido una cercanía, hemos hablado, nos hemos encontrado en sitios muy extraños, en un autobús, en un bar perdido en una ciudad lejana y siempre ha habido una relación amistosa e intermitente y él como es de Almería nos encontramos una vez en Agua Amarga, le conté los proyectos que tenía en mente, el me contó los suyos y llegado el momento de grabar le pregunté ¡ oye por que no te vienes tu a hacerlo, lo grabamos en casa en un cortijo con una acústica muy buena ! y dijo ¡ si ! y así lo hemos hecho. Tiene una capacidad de trabajo increíble, creo que es de los mejores productores que hay ahora mismo en España, tiene hambre de escuchar, es muy vivo, tiene una energía tremenda.

"Editor de sueños" parece marcar un punto de inflexión en tu carrera, pues musicalmente recuerda a muchos otros discos tuyos: canciones elegantes como en "Arco iris de lágrimas", bailables como en "Corcobator", evasivas como en "Diminuto Cielo" con Manta Ray, tormentosas como en "Ritmo de sangre" y "Tormenta de tormento" de los años salvajes con el sello Triquinoise.

Estoy de acuerdo, no es consciente pero creo que es una cuestión de estilo y de los artefactos que llevamos usando durante años porque ya forman parte de nuestro arsenal musical, todos esos momentos que has mencionado siguen en activo porque ayudan a mi manera de expresión, aunque no me lo planteo de forma consciente están ahí.

En cuanto a letras, igual que en lo musical, echas la vista atrás. El disco se abre con "Susurro" una auténtica declaración de intenciones donde pareces querer saldar cuentas contigo mismo, con tu pasado y tu presente, dejando entrever un futuro incierto o de dudas. Siempre has interpretado tus canciones, sobre todo en directo, pero ahora las letras parecen más naturales, las canciones salen más de la persona que del personaje que interpreta. A la vez denotan desencanto, resignación... no se si derrota.

Me quedo más bien con la primera parte del enunciado que además es la respuesta en si, estoy de acuerdo, me he liberado un poco más del personaje Corcobado, del actor que interpreta determinadas tragedias y... si, es el disco más autobiográfico en cuanto a percepciones de la realidad, aunque no es que haya matado al personaje pues es necesario. Cada vez que te subes al escenario tienes que saber exactamente quien eres tú.

El amor sigue siendo una constante, más que desamor hablas de tipos de amor, de amor pasado?

Casi todas las canciones están escritas desde el amor, no es que vaya buscando el amor, es que estoy dentro del amor, como lo he estado antes en mi vida. Estoy viendo el amor y hablando sobre él de una manera menos prejuiciosa, no enmascarada, que es lo más puro habar del amor de manera clara cuando lo tienes, porque es mucho más fácil escribir sobre el desamor y desde el desamor que sobre el amor. Yo estoy en el amor y me encuentro muy bien, busco dentro del amor, en todos los rincones del amor y algunos rincones del amor no son nada agradable y hay otros que son el cielo, el puto paraíso.

Ahora presentación del disco en directo, gira, la rutina.

Soy un artista, siempre lo he sido y los seré de directo, detesto las grabaciones, son un trámite en el cual lo paso fatal y el disco se edita, pero mi territorio, donde me siento mejor y donde realmente me puedo expresar bien es en un escenario, en ese sentido soy un artista muy antiguo, muy tradicional.

Es conocida tu obra poética "Chatarra de sangre y cielo" y "El sudor de la pistola 13" ahora presentas tu primera novela "El amor no está en el tiempo" ¿Hay algo en tu obra literaria que no encontremos en la musical o viceversa?

Las dos primeras están descatalogadas y... realmente literatura y música están bastante ligadas, los que pasa es que en el proceso creativo no puedo compatibilizar las dos cosas, si estoy haciendo canciones hago canciones, no puedo hacer canciones y a la vez un libro, mi cabeza no da para tanto je, je. Cuando escribí la novela estuve nueve meses sentado en el escritorio dedicado única y exclusivamente a ella, me di cuenta que estaba haciendo lo mismo que cuando grababa un disco, la novela está llena de música.

Javier Colis y Javier Almendral con los que formaste Demonios tus Ojos, sin haber abandonado nunca la música están de nuevo de actualidad presentando sus discos en solitario y dispuestos para tocar en directo. ¿Conoces lo que están haciendo? Dieciocho años después ¿es posible reuniros de nuevo?

Soy un gran admirador de ambos como personas, son dos personas controvertidas pero entrañables y maravillosas cada uno por su lado. El disco de Almendral lo voy a tener hoy mismo y tengo curiosidad también por el de Colis. Aun no los he escuchado pero me alegro mucho de que sigan adelante. Son unos supervivientes.

Demonios tu ojos hicimos en el 89 un concierto en el Ya'sta como despedida, pero luego hicimos una reunión no recuerdo si en el 94 o 95 en Revolver, fue impresionante, disfruté muchísimo. Yo no soy reacio a ninguna reunión si me la proponen con cariño y con un sentido lógico. No tengo ningún problema en hacer una reunión de un grupo antiguo.

Etiquetas: