22 agosto 2014

SONORAMA 2014 (14-8-14) Aranda de Duero: NIÑOS MUTANTES - EGON SODA - RAPHAEL - IVAN FERREIRO - LAYABOUTS - WE ARE STANDARD play The clash

Niños Mutantes son un clasicazo del festival, han crecido con él y en esta ocasión se presentaron en el escenario grande donde el sol no se había ocultado todavía, aún así congregaron a muchísimo público para lo temprano de la hora. Sus dos últimos discos, la queja social que supuso "Náufragos" y el esperanzador "Futuro" conformaron el grueso de la actuación, sin olvidar algún imprescindible como "Errante (canción mutante)" y como no "Como yo te amo de Raphael",

En el mismo escenario que el pasado año, pero con un horario más adecuado Egon Soda mostraron solvencia y emoción. Grupo de grupos en que Ricky Faulkner (al frente del resto de barbudos)  canta las composiciones del guitarrista Ferrán Pontón y que de nuevo sin hacer mucho ruido se convirtieron en una de los concietos del festival. Excelentes letras costumbristas y una banda compactadísima que toca de corrido, jugando con las melodías y las disonancias a capricho sin perder efectividad.  Oí comentar que eran "inide adulto"... ¡ bueno ! si la media de edad del festival poco tiene que ver con el público universitario (de institutos ya ni hablamos) habrá que tomárselo como un halago. "Indie de calidad" podríamos decir,  al que se apuntó un irreconocible (con barba ¡como no! y sombrero)  Martí Perarnau de Mucho.

Raphael era el centro de atención de la presente edición... y así lo corroboró un público que atestó literalmente el escenario principal. Un peculiar paisaje entre el que predominaba el de curiosos, se divirtió un con las canciones más  "pop" del de Linares como "Mi gran noche" y "Escándalo" himnos abrazado por los "indies" más accesibles. En cuanto se puso en plan "crooner" cundió el aburrimie
nto... salvo para la gente de más edad, que engalanada para la ocasión, bajó al recinto para disfrutar del Raphael de siempre, no el que nos venden los trasnochados modernos televisivos. Larguísima actuación (que trastocó de forma importante el resto de actuaciones) en la que aparecieron Juan Alberto de Niños Mutantes, Vega y Alberto Jiménez de Miss Cafeína con(salvo el primero quizás) anodinas apariciones.

Iván Ferreiro se preocupó está vez más de las canciones que de si mismo, ¿adiós por fin a un manierismo innecesario? y le salió un concierto sólido... y excesivas concesiones. "Turnedo" sonó de las primeras, "El viaje de Chihiro" al final y no hubo tiempo, quizás lastrado por el desajuste horario, para  canciones de Los Piratas. De las nuevas "Bambi Ramone" sonó espléndida, perfecta para el directo (pierde en el disco) junto a otros registros como la íntima "El Bosón de Higgs" o las excelentes mediodías pop que son " Pájarao azul" o "El dormilón". Su mejor concierto del ya extenso periplo sonorámico.

Tras las personalidades referidas, llega el esperado vendaval de las bandas y el ruido. Los madrileños Layabouts levantaron al personal con una dosis cada vez más rabiosa de guitarras que fueron la mejor transición para escuchar a We are Standard interpretar las canciones de The Clash. Repertorio salpimentado de las diferentes influencias de la banda liderada por un Joe Strummer (su reproducción a tamaño real en cartón presidió toda la actuación) de las que destacaron la oscuridad de "Clapdown", la fiestera "Police on my back" y como no "London calling" y las más celebradas aunque evidentes "Shoukd I sta or should I go" y "Rock the Casbah". Animaron las altas horas de la noche.


Etiquetas: ,