22 septiembre 2012

LIDIA DAMUNT (12-9-12) Fotomaton (Madrid)

Se presentó Lidia sola… esta vez sin acompañamiento musical, que no humano (seguidores fieles que la alientan cerca del escenario no faltaron) para, sin hacer mucho ruido, estrenar las actuaciones que la sala está realizando con motivo de su aniversario.

Quedaron atrás las actuaciones en las que las extremidades de su cuerpo se hacían imprescindibles para hacer sonar los ritmos de bombo o y de pandereta. Se muestra ahora más sosegada al estar pendiente sólo de la voz y su guitarra, aunque en algunas canciones se apoya en una caja de ritmos.

Las canciones de su último disco “Vigila el fuego”, que formaron la base del repertorio de la noche, se alejan (aunque no abandonan) del personal country-folk de sus anteriores dos discos para acercarse al pop, de ahí que se olvidará de toda la parafernalia rítmica y se apoyara en una básica caja de ritmos que tampoco era necesaria, pues las tonadas de la levantina se defienden bien sólo con la acústica… y es que con la forma de cantar de Lidia, realmente le basta para recrear su personal imaginario de sus letras.

“Lengua de lava” o “Esperándote”  sonaron a Lidia en estado puro mientras que otras como “Somos islas mágicas”, “Edificios con vistas al mar” o “Vigila el fuego” Lidia nos envolvió con diferentes sonoridades entre el pop sutil, ambiental… e incluso experimental.

Insuficientes 40 minutos de actuación (excesivamente breve) no permitieron disfrutar de canciones anteriores mas que en contadas pero… ¡¡¡ celebradas canciones ¡!!. Entre las elegidas:”Entre los pinos”,”Ocho caballitos de mar” y “Aloes de 50 metros”


Etiquetas: