30 diciembre 2011

REINA REPUBLICANA - Reina Republicana (Limbo Starr)

Tras un par de singles editados este mismo año (bien recibidos por los aficionados al pop de guitarras), aparece el esperado estreno del quinteto pamplonica... y lo hace por todo la alto con colaboraicones de relumbrón como las de Florente y Banin  de Los Plantes y Los Pilotos, (sobre todo el segundo cuya participación en teclados y sintetizadores le hace ser casi un miembro más)  también,entre otros, el omnipresente Paco Loco, aunquee aquí no como productor sino sacando la acústica y la pandereta en la canción insignia del a banda "La Reina"

 Rescatan para grabar de nuevo las canciones de sus singles. "La reina" su carta de presentación es unun himno de pop instantaneo con todos los ingredientes para servir de colofón en los conciertos. Estribillo coreable y de letra sencilla, guitarras chispeantes y arreglos intrumentales que deslumbran previos al desenfreno vocal... ¡ irresistible ! "Mar de diamante" menos directa... mas atemproal... muy lograda... fluye inicialmente por los cauces de la bossanova para bifurcarse enseguida en la exquisitez del pop británico independiente de los 90' que abanderara Amelia Fletcher en sus varios proyectos (Heavenly, Marine Research, Talulah Gosh o Tender Trap). "Clonidina" con sus tonos oscuros, saturación de teclados distorisones y ruidos de guitarra , bebe directamente de un recipiente con la etiqueta "Jesus nd Mary Chian".

En cuanto a las nuevas, abre el disco "Que cunda el pánico" que comienza con un marcado teclado al que pronto se le añade un melodía igual de consistente  y unos arreglos de cuerda que van ganando terreno al final de la canción en un bonito juuego con los telados que se resisten a ceder. En "La ciudad ardiendo" dominan los coros a doble voz chico y chica y un elegane aire naïf planea por la canicón al más puro etstilo del sello Elefant. y en "Dime que vas a hacer"  vuleve la fiesta, con sun sinfín de teclados que compiten enérgicamente con unas melodías de voz y lcoros al más puro estilo "Los Romeos". Con "Ángleses pensando en mi" vuelven al muro de sonido en el que la voz, secundada en este caso por susurrantes coros, trata de brillar  en la osuridad... y lo conisgue, con unos arreglos de guitarra que la impulsan entre la maraña sónica.

"Mala memoria" y "Los días ya no iluminan" recorren sendas parecidas a la aterior, la primera con claras refencias a los grupos de chicas de los 60' de la facotira Spector como "The Ronettes" o "The Cristals". La segunda con ecos a "My Blody Valentine" y "Los Planetas" en sus orígenes. Para finalizar "Veneno" donde los arreglos de cuerda le dan un tono épcio de reminiscencias nórdicas con Sigur Ròs o The Mary Onnetes.

Diez canciones contenidas en treinta y tres trepdiante minutos envuletos en undigpack cuidado al detalle para un estreno que suena a imprescidible del pop español actual y que es, sin duda, un fijo para copar los festivales del verano peninsular.

Etiquetas: