09 noviembre 2008

REMATE - Safe and sound (Mushroom Pillow)

Fernando Martínez, prolífico personaje que se oculta tras el impactante nombre de Remate (ya nos hemos acostumbrado pero...), nos presenta su quinto disco en seis años. Después del fructífero pero por momentos disperso disco doble "No Land Recordings", nos presenta su disco más directo y abarcable, en minutaje y en sonido.

Ya desde la portada (parece una de las múltiples que pueblan los expositores giratorios de los bares de carretera), divertida pero arriesgada, nos muestra sus intenciones. Canciones directas y más accesibles que nunca. Accesibilidad entendida como sencillez y sencillez entendida como forma de recrear un mundo sonoro personal y no fácil a veces mostrar. Me explico, ¿es posible conjugar sencillez y experimentación en una canción? Si ¡¡¡ Remate lo logra !!! a base de estructurar canciones sencillas con arreglos y sonidos poco habituales.

A veces los árboles no nos dejan ver el bosque (¿tendrán algo que ver esas ramas tras de él en la foto?): "Rise and Shine", "Dead and and alive hole", "Perfectly Amazing" o "Birth mark" nos presentan un muestrario minimalista de platillos ruidosos, pianos machacones y saltarines (casi de juguete) y arreglos circenses. Sonidos progresivos rotos por la voz de Remate y los coros de Muni Camón, muy presentes en todo el disco y que en ocasiones marcan bastante la estructura de la canción.

Otras veces vemos claramente hasta las raíces de los árboles: "An eye in the forehead" es un inspirado comienzo de disco, en el que los acordes básicos de guitarra se inspiran en Lou Reed (por más empeño que hay en acercarle a Bowie y el glam...). "Pounds of purple water", "Down to earth" o "Happy ending" se muestran más desnudas, con acústica y pianos recreando sutileza folk, country poco denso y psicodelia leve.

Pues eso, que no solo experimenta felizmente con la sencillez, sino que juguetea con ella y de forma natural inventa, como en la disfrutable "Unharmed" una bossanova-pop-psicodélica (con tarareo), cantada a lo Dylan. Para recrearse y para todos los públicos

Etiquetas: