31 enero 2008

JET LAG (18-1-08) El Sol - Madrd

Cambio de hábitos en el público conciertero de la capital. Parece que se prefiere la incomodidad de los festivales de verano a la cercanía y calidez de las salas nocturnas del circuito de invierno. Buena entrada, pero los llenos a rebosar pasaron a mejor vida. Cuestión de modas.

Al margen de modas y tirando de canciones, vive también esta banda madrileña, que presentó su último disco "For ever" no sin el morbo de comprobar si su particular renacimiento como banda, tendría su plasmación en directo (ver entrevista en octubre en este mismo blog).

Repasaron prácticamente todo el disco y rescataron alguna del homónimo y anterior: "Let's get lost" y la muy lograda "Sleeplees" con arreglos finales diferentes al disco aunque igual de ruidista. Del nuevo, destacó "Time here runs too slow" una de las más emocionantes canciones que hayan compuesto nunca. También "Found in traslation" o "My own personal fligh attendant". Es curioso, si del disco destacamos el detallado y efectivo tratamiento que hacen de los arreglos, en directo ocurre lo contrario, están ahí los teclados y percusiones pero las guitarras tienen más presencia, ya sean las acústicas o las eléctricas, y no nos referimos al clásico "guitarreo" pues muchos momentos son de ajetreo acústico. De ese modo redescubrimos canciones como "Seven".

Ramiro, en una constante confraternización con el público, concentrado aunque titubeante por momentos en su estreno como cantante, se soltó según iba transcurriendo la actuación. Se le notaba más cómodo, dando la impresión según avanzaba la noche que se iba divirtiendo cada vez más. Sus constantes guiños y saludos a la gente así lo demostraban. También Juan que por un momento quebró su imperturbabilidad para agradecer sincera y públicamente a sus compañeros de banda el haber llegado hasta allí (como se esconde en su último disco "How we got this far". Hasta dedicatorias para el inalterable sexto hombre, Tomás Heredero siempre en la sombra.

Para finalizar, bises con Juan y Ramiro mano a mano interpretando "Logical" y un final trepidante rescatando la celebradísima "Baby" de su primer disco. Después de un tiempo de pesada incertidumbre, prueba superada. Ssigue habiendo vida para Jet Lag y a su manera, sin "Shine on".

Etiquetas: