05 octubre 2006

091 - Último concierto - Edición 10º Aniversario (Pentatonia Records)

Digipack de lujo en el que nos encontramos un doble cd con el la reedición del último concierto grabado por la banda grandina, más un dvd con las imágenes de la misma actuación complemetadas por un interesante y esclarecedor documental en el que los propios protagonistas cuentan su historia diez años después. Libreto informativo cuidadísimo en fotos y textos y en fin, unas dos horas y media imprescindibles para recordar o para adentrarse(depende de la edad)en el mundo de los "cero"

Su carrera (1982 - 1996) no fue fácil; constantes cambios de formación, de discográfica, con buenas críticas y pocas ventas, moviéndose en tierra de nadie, demasiado rockeros para la movida y demasiado ochenteros para la eclosión "indie" de los 90, esta edición suena a desquite. Un envoltorio como este hubiera sido complicado sino fuera porque detras del sello Pentatonia se encuentra el propio Jose Ignacio Lápido, cabeza pensante de la banda que se autoedita sus actuales discos bajo dicha referencia.

Sin haber sido un ferviente seguidor de la banda aun reconociendo su mérito, lo más importante de esta reedición, como seguidores acérrimos u hojas de promoción reivindacarán, no creo que sea la de hacer justicia histórica con la banda (que también), sino comprobar en la actualidad ¡ en presente ! ¡ ahora ! como un buen repertorio de canciones puede seguir funcionando como buen rock en castellano al margen de nostalgias; y es que aquí aun cuando hay algun viejo éxito que "sufre" el paso del tiempo "Que fue del siglo XX" o "La vida que mala es" quedan obsoletas en la fugacidad del momento en que salieron, la mayor parte de las canciones no solo pasan el corte sino que además se revalorizan: medios tiempos como "La noche de la vela", momentos de introspeción como "La canción del espantapájaros" acústica en mano y muchas otras, incluso algunas de las primeras como "Cementerio de automóviles" así lo demuestran.

091 mejor ahora, con el paso del tiempo, alejados del contexto que (a veces para bien y otras para mal), les toco vivir, y es que claro ... detrás de todo esto se encuentra J.I. Lapido solvente guitarrista, buen compositor y excelente letrista que como artista en solitario ha continuado y superado, con escasa repercusión y menos reconocimento, el camino que durante 15 años recorrió con su banda originaria. Justcicia histórica para la banda, injusto presente para el artificie de la misma. Curioso caso.

Etiquetas: