19 marzo 2006

JOHN CALE & BAND (18-2-06) Heineken Arena - Madrid

Lección de honestidad la que ofreció el sexagenario galés y ex-Velvet. Demasido habituados a ver a viejas glorias apoyar sus actuaciones en repertorios clásicos, más o menos efectivos, pero sin sorpresas y menos aun riesgo, Cale se defiende en el presente, con un sonido modernizado y personal con el que se muestra como un auténtico músico con concimiento sobrado de su oficio.

Tan sólo dos momentos para la nostalgia, nada más empezar "Femme fatale" y algo después "Venus in furs" inconfundibles violines en ambos, no abusó de ellos después, y genial reinterpretación con certeros añadidos al piano en la segunda, uno de varios momentos álgidos del concierto, en una actuación de dos horas sin desperdicio, rebosante de sonido y canciones, ante un público variado en pelaje, no solo veterano, y respetuoso con la la prohibición de fumar que el artista exigió para tocar.

Cale, que presentaba su disco de 2005 Black Acetate, además de en su voz, gana con los años, se apoyó en guitarrras rockeras ruidistas con toques experimentales y algunos sonidos pregrabados junto a una bateria contundente y macachona ¡tribal! en ocasiones. También tuvo momentos para ocupar solo el escenario a los teclados o guitarra en emocianantes recitados cercanos al "spooken words", llenando el silencio de emoción.

Una banda en directo, la misma que en disco, dirigida a la perfección por el maestro que, uniendo y alargando canciones y ensamblando los distintos sonidos aparecidos en iverosímiles arreglos, cumplió a la perfección, arropando sobre todo la voz de un Cale en forma, sobresaliente y en presente.

Etiquetas: