28 noviembre 2017

CABEZAFUEGO (18-11-17) El Sol - Madrid

Siete meses después de que abriera la gira de conciertos, Cabezafuego, genio y figura tras el que se esconde el arte de Iñigo Garcés, cierra ciclo de su disco-comic “Somos droga", un inclasificable artefacto que se encuentra entre las propuestas más originales, a la vez que brillante del panorama musical actual.

Carisma y confianza a raudales en una interpretación en la que no falta el componente teatral… Cabezafuego actúa, se mete en su papel e improvisa mientras canta, más bien recita las letras, ya sea “regañando” al público que no le atiende o soltando ocurrencias sobre la estupidez  actual. Si en una misma canción le daba tiempo casi hasta a soltar discursos y no para entre el público, entre unas y otras… no paró entre banderitas, ropas y lo que cayera a su paso.  

Mostro ironía fina en el descabale rítmico de “Minueto del arribista”  pero también humor grueso en la descacharrada “La balada del irritante”,  la juguetona “El suplente de los minutos de la basura” y la psicodelia castiza de “Caramelos 6 de julio”  En “Visiones” y “Telarañas” pausó el ritmo y mostró su faceta más escapista y oscura. 

No olvidó su anterior disco, y “El traje del emperador” se celebró aun cuando se le olvido hasta la letra, lógico con tanto ir y venir… y es que no tuvo mucho espacio para los instrumentos, se encargó de arreglos varios de teclados y demás ruidos pregrabados, pero su interpretación le exigía estar más pendiente del show y su entregado público que lo agradeció. Sus músicos co Oskar Benas en las guitarras ya se preocuparon de hacerle la cobertura.


Etiquetas: