06 agosto 2015

LOS PLANETAS - Dobles figuras (El Segell del Primavera)

Desde que apareciera su último disco hace cinco años, los granadinos no han parado de trabajar en proyectos paralelos: Grupo de Expertos Solynieve, Los Evangelistas o Los Pilotos con los que dan rienda suelta a sus inquietudes musicales en constante evolución. Todas ellas convergen en la veterana banda nodriza... que presenta en "Dobles fatigas" cuatro canciones que repasan de forma autobiográfica la amplia gama de sonidos que los Planetas han explorado a lo largo de su carrera. Es este trabajo una especie de breve epílogo o punto de inflexión que veremos hacia donde les lleva... volver al muro de sonido noise-rock y al space-pop psicodélico de sus primeros discos... seguir consolidando su acercamiento al flamenco de sus dos últimos discos "La Leyenda del espacio" ("2010) y "Una ópera egipcia" (2014), los discos que realmente dan sentido a una evolución coherente (que sitúa Los Planetas como algo más que un grupo generacional) a pesar de dejar seguidores por el camino... se reinventarán de nuevo por sendas desconocidas... Habrá que ver.

"El duendecillo verde" es una de esas canciones reproche que J siempre ha sabido explotar con maestría, aunque en esta ocasión deja a un lado despechos amorosos para cargar tintas de forma explícita contra la libertad de expresión. Melodía pop de guitarra ruidosas con algún toque flamenco y la voz en primer plano, la convierten en candidata a clásico del repertorio moderno.

Otro de los temas que mejor domina J es el del desamor, como vuelve a demostrar en "Motores de combustión" aunque aquí lo envuelve con densas dosis de pop espacial que avanza con lentitud, sendas ya exploradas que en esta ocasión no parecen aportar más. En "Estadística" los recorridos cósmicos se hacen más ambles y aciertan en una letra que escarba en fragmentos del flamenco clásico.

"Heroína" (bulerías del Torta) ahonda en esa adaptación del rock al flamenco, que no a la inversa, con sus lamentos y palmas que brotan de entre guitarras ruidosas, épicas y trascendentales. Es bajo estás pautas donde más brillan los actuales Planetas  Una letra explicita como su propio título que ha inspirado a tantos desde Tabletom y Extremoduro hasta, en las antípodas musicales al propio Lou Reed.

Etiquetas: