15 marzo 2015

Sally Heathcote SUFRAGISTA - Mary M. Talbot, Kate Charlesworth y Bryan Talbot (Ediciones La Cúpula)

A través de Sally, personaje de ficción que bien podría haber existido tal como refleja el comic, se cuenta la lucha de las mujeres británicas por el derecho a voto. Una lucha que comienza en el último tercio del siglo XIX y que se intensifica y avanza durante la primera década del XX. El periodo posvictoriano que da paso al reinado de Eduardo VII y que engancha con Jorge V y el inicio de la Primera Guerra Mundial. 

En torno a Sally se agrupan los personajes reales que protagonizaron este periodo de lucha: Emmeline Pankhurst al frente de la WSPU (Women's Social and Policial Union) y sus hijas Christabel y Sylvia (activistas de primera línea) o la pareja formada  por Fred y Emmeline Pethick-Lawrend al frente del diario "Votes for women", junto a las autoridades  de la época Asquith y Lloyd George (en sus correlativos cargos de Primer Ministro).

La historia está dividida en tres partes. La primera  parte "Levántate" es un certero reflejo del Manchester en el que nació la protagonista. La situación de depresión provocada por los desequilibrios de la industrialización, será la cuna del activismo sufragista y de la lucha social.  En "La marcha de las mujeres"  la acción se traslada a Londres y es allí donde se reflejará de forma más directa el activismo sufragista: propaganda, desfiles, manifestaciones, tumultos, detenciones, cárcel... En la última parte "No te rindas" la lucha sigue, pero empieza a pasarle factura a las sufragistas... aparece la otra cara de la lucha, las divergencias en la estrategia política: utilización de la vía constitucional o la acción directa y la desobediencia civil, el uso o no de la violencia. Aparecen además los giros ideológicos, lealtades y deslealtades... aunque es también el momento para la esperanza, no sólo colectiva sino también personal... oculta tras tanta lucha.
 
Sobre un dibujo en blanco y negro pero bien definido, destacan esperanzadores brotes de color: el naranja en el pelo de Sally, el verde y morado que junto con el blanco forman los colores de la WSPU...  pero un elocuente negro, tiñe el fondo de las páginas marcadas por los momentos más trágicos de esta historia. Mujeres que luchan por las la mujeres pero también por toda la sociedad en el ámbito laboral, educativo, cultural... que piden justicia y que se implicarán en el bélico entorno internacional.

Etiquetas: