03 marzo 2013

MUCHO - El apocalipsis según Mucho (Marxophone)

De las cenizas de los toledanos  The Sunday Drivers nació Mucho, que tras un primer disco de poca repercusión se presentan ahora con este segundo disco de profético título. Un disco diferente, arriesgado y con el que parecen consolidarse como banda al liberarse de sonidos pasados.

Es un disco a la antigua... conceptual no sólo en sonidos sino en la forma en que se nos presenta. Predominan sonidos "vintage" setenteros con protagonismo de los teclados y bajos. Las guitarras marcan poco el ritmo y se utilizan como un arreglo más (percusiones, mellotron, delyas, coros...).

El concepto se acentúa con las canciones. La versión vinilo donde  la cara A se presenta con el subtítulo de "El grito final" y la cara B con el de "La nueva ciudad" ordena la s canciones según nos acercamos a la muerte y según renacimos después. La versión CD cambia el orden ofreciéndonos diferentes caminos para llegar a un mimo punto final. Morir para renacer que sentencia Martí Perarnau su cantante y compositor.

Letras crípticas, de diferente o inclusos difícil interpretación, junto a una portada un tanto psicodélica y nada atractiva más unas melodías que aunque puramente pop muestran un toque progresivo, marcan aún más si cabe ese espíritu de las bandas más evasivas de los setenta

Es un disco que surge de la indignación primero y de la frustración después, de los momentos de crisis social y moral en que vivimos y que se acentúan en lo personal con la propia existencia de la banda en un año complicado... es un disco de protesta colectiva y personal nada evidente pero que muestra a las claras con la canción que abre la versión CD "Más feliz sin televisión" donde un bajo rotundo se hace protagonista mientras los teclados y punteos de guitarra arropan el ritmo y la letra.

"En la base de la montaña" es una canción compleja con un desarrollo en tres dimensiones que comienza con una muestra de psicodelia oscura, para continuar con un estallido de rock progresivo en el que se intercala una parte instrumental de psicodelia "soft" pinkfloydiana, donde la letra es más explicita. "Como si no hubiera mañana" con una letra también menos laberíntica, es un estallido pop con diferentes tonos de divertidos teclados, quizás la canción más accesible.

"Lustroso alarido" vuelve a recrearse en teclados y guitarras que  que se acerca tanto a The Who como los Zeppelin. "La larga risa del emperador" marca un tono entre televisivo y circense con mucho suspense. "Motores" representa a la perfección los que es este disco, a lo comentado hasta ahora, se le une en esta canción un punto de épica contenida que la hace emocionante. Lo mismo ocurre con la que finaliza el disco en su versión CD (curiosamente lo abre en la versión vinilo) "Sustancia fundamental" es una canción que parece pender de un hilo, se desarrolla a  medio tiempo manteniendo una estaña tensión épica que hace que la canción quede como un esbozo... ¡ menuda manera de acabar un disco ! como las teleseries y su intrigante "continuará"

Etiquetas: