27 diciembre 2009

AINARA LEGARDON - Forgive me if I don't come back to sleep tonight (Wislow Lab / Hambre y Ganas)

Años antes de que al panorama independiente local llegara el fenómeno folk-pop de chica sola con guitarra frente al micro, y aunque ella es más que eso, ya andaba la ex Onion con un par de discos de referencia en esto de echarse a las espaldas un escenario para ella sola desde el que contar sus reflexiones más íntimas y profundas.

Tras cuatro de años de silencio discográfico, vuelve la bilbaína con una vuelta de tuerca más en su personal carrera en solitario. Nos encontramos, en este disco de largo título, el más difícil todavía, Ainara se despoja de los elementos menos sustanciales de la canción para dejarla reducida a su esencia, hasta conseguir estructuras desnudas, "menos es más" que diría el mítico arquitecto Mies Van der Rohe.

Las pocas vestimentas las pone un siempre inspirado Javier Díaz-Ena,que con el theremin y el contrabajo arropa sutilmente los arpegios, que se imponen a los acordes, y las diferentes melodías de voz, ambos (arpegios y voces) protagonistas absolutos del disco que con la meticulosidad del orfebre aparecen en mil gamas como en"Sickness"

Los silencios, son adoptados como un instrumento más, dotando de una extraña pero convincente tensión emotiva en "Weightless" e incluso juega a improvisar y experimentar de forma minimalistas en "Your own dirt" donde los coros, voces y arreglos surgen inesperados. En "The third" juega a música incidental, con un toque progresivo que se torna experimental para volver de nuevo a su cauce.

En "The morning of eartquake" el intimismo parece abrirse paso en pequeño estallido de extroversión, la pieza precisamente más corta y es que... ya desde la portada: blanca, luminosa y sencillísima (se olvida de las imágenes borrosas oprimidas en franjas horizontales negras de sus dos anteriores discos) parece querer dejar atrás las melodías más densas para ofrecer claridad.

Arpegios, voces y leves arreglos de cuerda bajo un mínimo de ruido experimental con esos materiales ha construido Ainara un bella y muy accesible estructura sonora para el deleite de oidos inquietos.

Etiquetas: