29 noviembre 2009

AARON THOMAS (27-11-09) Ramdall - Madrid

El australiano errante, tras viajar por distintas latitudes, asienta de nuevo su guitarra por un tiempo en tierras madrileñas; y la saca a pasear para presentarnos las canciones de su recientemente editado segundo disco "Made of wood"

Recreo a los fieles con sus características melodías épico-circenses de cabaret disonante con una naturalidad cercana y carismática, encontrando el momento exacto en el que pasar de una evocación de guitarra íntima a un estallido de locura instrumental colectiva. Apoyándose en frases irónicas para hacerlo todo más fácil. Divertido y despreocupado, pero seguro de unas canciones que brotaban solas.

"Made os wood" fue grabado el pasado verano en Reykjavik por Valgeir Sigurddson (productor de Bjork entre otros) y se nota que las nuevas canciones tienen ¡ hasta cierto punto ! un aire más contenido y envolvente (embaucador si quieren) que lo que fue su exultante y arrollador estreno "Follow the elephants". Sin embargo en directo, tanto unas como otras, sonaron homogéneas, tirando por la segunda vía, la vía desenfadada que le va a Aaron a la perfección. Incluso los momentos íntimos con la acústica, no pecaron de emotividad fácil sino que esta llegó con la disposición atenta del que sabe escuchar.

Perfectamente arropado por "su banda española", todo un lujo al servicio del australiano, que lograba que las canciones sonaran compactas pero sin perder ese punto de locura natural que imprime Aaron, sobre todo cuando, con su voz, juega con los tonos.

El plantel de instrumentistas es de escándalo y eso ayuda: en el contrabajo el multiempleado Javier Díaz-Ena (Dead Capo, Ainara Legardon, Javier Colis entre sus infintas colaboraciones), en la batería Jorge Fuertes (otro clásico del pluriempleo al frente de Doss, Nudozurdo, también Javier Colis), en los teclados Abraham Boba (Nacho Vegas, Julio de la Rosa, a parte de sus dos discos propios) y Rebeca Lander (Kracovia y otros) que con su voz supuso un medido contrapunto de sutilidad a los arrebatos de Aaron. Un plantel más que meramente solvente ... ¡ galáctico ! que hacen que crezcan las ya de por si solventes canciones.

Etiquetas: