10 febrero 2006

THE SOUNDTRACKS OF OUR LIVES + SLOAN (24-1-2006) Aqualung - Madrid

Despúes de dos años de espantada en el Azkena vitoriano, los suecos nos resarcieron con una sobresaliente actuación, haciendo además olvidar a sus seguidores su ultima visita a la ciudad, en la que según comentaban los que aquella cita estuvieron, no tuvieron precisamente una de sus mejores noche.

Mucho que ver tuvo Ebbot Lundgberg su cantante que, con su voz y presencia en el escenario nos hizo recordar tiempos pasados de rock and roll. Primeras canciones en un onda Credence ¡ hasta Lundgberg se parece John Fogerty ! aunque el primero con bastantes kilos de más, a los que se fueron uniendo momentos psicodélicos, progresivos y de hard rock "zeppeliano" actualizados. Muy buenas guitarras de Mattias Bärjed e Ian Person, aunque a veces se sobrepusieran a la voz y en bastantes a los teclados Martin Hederos.

Destacadas baladas emocionantes no sensibleras y momentos en que las guitarras cesaron para lucimiento del "guru" Lundgberg que, haciendo de maestro de ceromias se bajo del escenario (con alto riesgo de lesión) para mezclarse micro en mano con el público y lograr que todos acabaran sentados con el únco sonido de su voz en la sala. Muchos recursos con los que se pasaron 80 minutos de propuesta de rock atemporal con viajes puntuales en el tunel del tiempo.

También había expectación por ver a Sloan una banda de la que salvo los muy iniciados, la mayoría conocemos por su reciente y excelente recolpilatorio "A sides win" (ver entradas anteriores -diciembre- en este mismo blog).

En apenas cuarenta minutos los canadienses de Nueva Escocia no reflejaron lo que en realidad son, o parecen ser en sus singles, pues la mayor parte de la actuación estuvo marcada por canciones potentes de riffs guitarreros a lo AC/DC "Money city maniacs", "If it feels good do it" con un volumen de sonido creo que excesivo que ocultó los buenos arreglos intrumentales que muestran en estudio. Poco o nada mostraron de su vena stoniana vía Brian Jones "The lines you amend", pop-surfera "Losing California", retro "Coax me" o incluso indie guitarrera "500 up". Los únicos momentos de distensión sónica los ofrecieron con su habitual cambio entre batería-guitarra-bajo con el medio tiempo "People on the sky" o la pausada "The other man" Destacables como inturmentistas y sobre todo en voces, se reparten según cada canción con lo que cada resgistro se adapta mejor a un sonido u otro.

No se si esperaba otra cosa o es que fueron a piñon fijo como teloneros, el caso es que me parece una banda más interesante que lo que mostró en esta actuación, más aprovechable. Habrá que volver a verlos de nuevo, si es posible como artistas principales.

Etiquetas: