28 diciembre 2017

JOSELE SANTIAGO - Transilvania (Altafonte)

Tras la vuelta a los escenarios y al estudio de grabación (con su posterior gira) de Los Enemigos, Josele retoma su carrera en solitario con nuevo disco. Seis años después, el imaginario sonoro y narrativo del madrileño sigue consolidándose sobre la base  que le han hecho reconocible... y valorado como uno de los mejores compositores en castellano de los últimos lustros.

Por un lado, canciones desnudas únicamente defendidas por su cada vez más convincente a la vez que gastada voz, y acústica con algún pequeño añadido de piano a o punteo eléctrico: la negra épica de "Un guardia civil", la plegaría pop de "Ángel" o la sinuosa y evasiva "No se equivoca el mal". Por otro esa naturalidad castiza y sin prejuicios directamente imbricada en sus orígenes blues-rockeros de la Malasaña canalla ochentera que le vió crecer: la enérgica y sincopada "Prestao", la circense y chispeante "Como reír" o la vacilona y punzante "Ovni viejo". Entre unas y otras, esos característicos  medios tiempos entre el rithm & blues clásico y el pop personal: la cadencia soul de "Magia negra" o el viraje melódico de "Que hable el sol"

Algunas sorpresas como la inclasificable "El bosque" probablemente todo lo descrito anteriormente concentrado en una única canción, o "Saeta" un crudo arrebato que bien podría haber firmado como Los Enemigos, y es que es el mismo protagonista el que dice que a la hora de componer, no distingue entre la banda o para sí mismo, es el estudio y la producción las que hacen el resto.

Erre que erre con su desaliñada prosa, algo más explícita en este nuevo disco, pero una vez más, fiel a esa libre interpretación a base de pinceladas, brochazos, destellos, flashazos... no exenta de ironía callejera de raigambre popular. Rima a rima, acorde a acorde, canción a canción... y Josele sin prisa y con poso... a lo suyo, las canciones...las de siempre pero nuevas... más nuevas... más mejor.


Etiquetas: