07 julio 2014

NACHO VEGAS - Resituación (Marxophone)

Resituación, como su propio nombre indica, supone un punto de inflexión en la personal carrera del asturiano. Posicionándose cada vez más como cantante comprometido con su tiempo, en canciones como "Como hacer crac" o "Dos bandos" de su anterior ep, consolida su posición en este nuevo disco, que más que canción protesta habría que calificar de canción compromiso. Refleja la realidad y la realidad es la que es y conocemos. De forma inductiva, desde lo particular a lo general, desde Gijón a Europa.

Se acerca Nacho con este disco a lo que es la canción popular con mayúsculas, con historias cotidianas y costumbristas, describiendo personajes en tres palabras, tres brochazos bastan para llegar al interior de los mismos, a sus miedos, dramas, miserias... Los personajes y la realidad que les rodea retratados musicalmente de la forma más accesible. En Resituación no encontramos la crudeza instrumental de otros discos, dominan ahora los sonidos y arreglos más depurados y claros... más accesibles incluso. Es por ello que en este disco consolida de forma personal (esa voz entre quebrada que no parece encajar en la estrofa o esos tonos al borde del galllo) su insistente búsqueda de la canción folk

El disco comienza con un instrumental de título clarificador, "Indefensos" entre el western norteamericano y el neorrealismo italiano, que actúa como título de créditos de una seri de personajes de todo tipo de pelaje que aparecerán a lo largo del disco. Nacho cede esta vez protagonismo y en este disco más que hablar en particular lo hace en colectivo. A continuación no sin cierta lógica "Actores poco memorables" un repaso a los personajes más grises de la generación de la Transición a la que pertenece Nacho.

Difícil destacar canciones por lo variada de las mismas, puede ser un disco conceptual en cuanto al tema tratado en ellas pero no en el aspecto musical: pop folk en "Rapaza de San Antolín" o "Runrún"
con el Coro Maravillas como protagonista, country pop en "Polvorado" o La vida manca" en tono festivo la primera (ejemplifica muy bien lo que es el disco en letras y músicas) y en tono narrativo (reflejo de lo que son esas largas historias que le caracterizaron en discos anteriores). Canción popular en definitiva en la frescura de "Libertarian song" y "Algún día usted morirá" o e la pintoresca "Luz de agosto en Gijón".

"Adolfo Suicide" es una exuberante canción ricamente instrumentada que se sale de la línea del disco. Una canción que se intuye clásica en repertorios posteriores y que se abre con un riff stoniano que remite directamente a un acelerado "Simpathy for de devil". Un estallido de sonido.

Un disco importante accesible para todos y posible punto de encuentro entre los seguidores y detractores (acérrimos en ambos bandos) del controvertido Nacho que consolida con acierto inquietudes anteriores.



Etiquetas: