01 agosto 2012

CUCHILLO - Encanto (Limbo Starr)

Tras su estreno, Cuchillo (2008) y el EP "Duet" (2010) los catalanes abandonan el inglés y se alejan de la psicodelia y los largos desarrollos instrumentales. Al menos en su versión más directa pues los sonidos lisérgicos, aparecen en este "Encanto" dosificados sutilmente, y enrevesados en sonidos pop-folk espléndidos en evocación de ambientes.

"Amapola" se despereza indolente con brisa de vientos hasta que la guitarra y voz se despiertan en repetitivo ritmo que se eleva hasta el final. "Hora Bruja", marca un ritmo velvetiano de batería en contraposición a unos arreglos de guitarra y una melodía de voz que recuerda a la luminosidad de las bandas pioneras del pop de los 70 (Los Brincos, Los Ángeles...). Algo que se hace más evidente aún en "La ira"

Los aires mediterráneos de "Santa Pol de Mar (En la arena)" reposan sobre una base rítmica sutilmente tropical y las guitarras fluyen con aires de frontera... coros y aire fresco. "Siempre" comienza con arreglos que te transportan a la selva, desde donde un ritmo de batería tribal parece ahogarte en la espesura, la densidad parece aclararse al encontrar las guitarras la senda que conduce al final de la canción. "Algo mejor" juega con una indefinida cadencia de ritmos en el que la voz marca las idas y venidas hacia la luz o la oscuridad.

"Navega" se muestra exultante cambiando de atmósferas ya suene un saxo, un teclado, unos coros, o se imponga la percusión, brillante juego de sonidos que se solapan en una especie de psicodelia intertropical. Uno de los más emocionantes momentos con un desarrollo largo, en un disco en que vuelven a las canciones cortas. "La hierba" vuelve a jugar con melodías ambiguas y "Santa Pol de Mar (En las Rocas) se adentra de nuevo en la recreación de sonidos más densos. Como perfecto epílogo "Interludio en sol" un instrumental en el que la psicodelia más viva se impone y al final del mismo, cierra el círculo y nos lleva de nuevo a la indolencia inicial.

Un disco ensoñador y cálido que nos transporta por diferentes geografías templadas y paisajes sonoros reconocibles pero no evidentes de pop, folk, psicodelia... Bonito viaje.

Etiquetas: