18 junio 2011

CAKE - Showroom of compassion (Upbead Records - Naïve)

Después de un parón de siete años sin pasar por los estudios de grabación, vuelven los de Sacramento con nuevo disco... y con las mismas armas que los hicieran famosos en los años 90' gracias a algunas versiones con "I will survive" de Gloria Gaynor o "Perhaps, perhaps, perhaps" adaptada de la original de Nat King Cole "Qizás, quizás, quizás".

Su armamento habitual se basa en guitarras, sintetizadores y trompetas, con algo más de piano en este disco, para embadurnar de brillo y color unas composiciones que se mueven entre la pura fiesta y la nostalgia reflexiva. Tanto en unas como en otras la voz de John McCrea fluye quejumbrosa o exhultante según requiera la ocasión.

El disco comienza perezosos con un medio tiempo que parece ir abriendo camino. La voz y las guitarras parece que avanzan al paso, mientras las trompetas se incorporan lentamente. El trote llegan en seguida con "Long time", donde se despliega poco a pcoo la artillería sonora a modo de confetti circense. En Got to move", se vuelve todo más sutil, con un piano marcando notas puntuales pero precisas y aires de fiesta particular con estribillo evocador. "What's now is now" transita por las sendas de la anterior, aunque se respiran aquí aires de teleserie de lso 70' que le dan un toque retro elegante.

Del paso al trote... y del trote al galope con "Mustache man (wasted)" donde las trompetas y piano son pura fiesta, y los ritmos de batería estallan precisos junto a unos arreglos al más puro estilo detectivesco. El galope sigue con "Sick of you" la canción más "pop2 del disco, entendido a la manera de los californianos claro, con melodías escapistas y estribillos sincopados.

En "Bound away" destacan inicialmente los sonidos country, pero la aridez se templa según avanza la canción y se incorporan las trompetas, como si en nuestro camino por el desierto encontráramos el oasis. Colabora en esta canción el que fuera guitarrista original Greg Brown.
Destaca también "The winter" que comienza siendo puro Beatles, aunque la canción gira cuando aparecen las trompetas y demás arreglos que acaban dándole... ¡ un aire latino ! y para cerrar el disco, no dejan de sorprender los arreglos orquestales de "Italian girl" .

Un disco que juguetea entre arreglos de piano y coros, además de las siempre presentes trompetas, para dar colorido y brillantez a las canciones, aunque sin enmascarar las composiciones... que estos tíos tras veinte años de carrera ya han demostrado que saben hacerlas.

Etiquetas: